El fabricante de tecnología de videoseguridad Dallmeier anuncia la actualización de sus cámaras de la serie 5000 con la incorporación de una nueva tecnología de codificador. Esto permite reducir el ancho de banda que suelen utilizar este tipo de dispositivos.

El fabricante de tecnología de videoseguridad Dallmeier anuncia la actualización de sus cámaras de la serie 5000 con la incorporación de una nueva tecnología de codificador. Esto permite reducir el ancho de banda que suelen utilizar este tipo de dispositivos.

Cámaras de la serie 5000 de Dallmeier.

Con la nueva norma de compresión de vídeo H.265 HEVC, las grabaciones ocupan menos ancho de banda sin perder calidad.

Las nuevas versiones de las cámaras domo, IR y ojo de pez se han diseñado para soportar la nueva norma de compresión de vídeo H.265 HEVC, al tiempo que proporciona a los equipos de seguridad una mejor clasificación de los objetos mediante soporte por Inteligencia Artificial.

La codificación H.265 reduce la tasa de datos de hasta un 50% comparada con un flujo H.264. A pesar de esta reducción, las imágenes capturadas no se ven afectadas en su calidad, manteniendo la alta resolución en las grabaciones de vídeo.

Los operadores de seguridad podrán obtener una reducción notable de la carga de la red, así como del almacenamiento, ya sea de forma local o en la nube.

Clasificación de los objetos

La segunda mejora que ofrecen las cámaras de la serie 5000 es la nueva generación del Video Content Analysis (VCA). Esta generación emplea redes neuronales para apoyar el VCA clásico, obteniendo unos resultados más precisos en la clasificación de los objetos.

Tras una breve fase de aprendizaje, el sistema permite finalmente una evaluación aún más ajustada de las grabaciones y un uso más efectivo de funciones automáticas de análisis de vídeo como, por ejemplo, el seguimiento automático, sin pérdidas y múltiple.