Como parte de la modernización y el mejoramiento del transporte público en Aguascalientes, el Proyecto de Movilidad YOVOY contempla que todas las unidades cuenten con la tecnología necesaria para mejorar la regularidad, la atención y la calidad de este servicio que utilizan diariamente cerca de 300 mil personas. Por ello, la Coordinación de Movilidad (CMOV) de Gobierno del Estado, estableció un reglamento en el que se incluyen los componentes tecnológicos que deberán incorporarse de manera obligatoria, de forma permanente y en un correcto funcionamiento en cada de las unidades.

Entre los elementos que se instalarán se encuentra un GPS de localización que ayudará al control de las rutas a través de señales satelitales; equipamiento para el cobro de las tarifas a través de pago electrónico mediante una tarjeta de prepago, un esquema de recaudo más seguro y que permitirá una mejor administración a los prestadores del propio servicio. De igual forma, todas las unidades deberán contar con un sistema de video vigilancia para retransmitir lo que sucede dentro del autobús en tiempo real y la instalación de botones de pánico en los autobuses.

Además, se contará con un centro de control y monitoreo de las 45 rutas y las 550 unidades que garantizará la seguridad de los usuarios y la eficiencia de este nuevo sistema integrado de transporte. Al respecto, la dependencia informó que en próximas fechas se licitará la tecnología para equipar los componentes necesarios para el monitoreo, supervisión y recaudo de este sistema.

El incumplimiento a las anteriores especificaciones por parte de los concesionarios será motivo para que la CMOV imponga amonestaciones y multas, el retiro de vehículos en circulación, e incluso, la suspensión, revocación o extinción de las concesiones y permisos temporales.