Mazatlán.- Tras la ola de robos a casa-habitación que han afectado a los vecinos del Centro y ante la falta de vigilancia por parte de las autoridades municipales, vecinos de algunas calles de este sector optaron por contratar servicio de seguridad y videovigilancia, para tratar de inhibir este delito que afecta a su patrimonio.

Juan Carlos Arias, propietario de una tienda de abarrotes, comentó que hasta hace un mes se hablaba de al menos dos asaltos a domicilios por semana.